Confiaron en nosotros:

La cesta está vacía